para Buscar en este blog

Ejemplo: Para acceder a las entradas que incluyan las palabras Sadosky y Clementina , basta colocar las mismas en la ventanita superior.

2017.03.05: Hernán Huergo: Club Palermo 03/03/2017: ¡100000 Dinos felices!

Esta vez no conseguí lugar en el estacionamiento de Guatemala. Estaba llegando 12:45, algo tarde. Estos Club Palermo que organiza nuestro Dinobedel son tan populares que los parking cercanos se desbordan.

Cuando llegué a nuestra sede comprobé atónito la multitud. Créanlo o no esta vez fuimos 100000 los Dinos asistentes. Bueno, si les molesta en binario se los digo en decimal: 32. ¡Nada mal! Aunque extrañamos unos cuantos. 
***
"Somos pocas las Dinas", se quejaba Irene, con razón. Con Ana esperan hacer una convocatoria para mejorar el cupo femenino. Aunque esta vez debutó Adriana Schottlender -foto y reportaje más abajo-, así que con la infaltable Lidia sumaron cuatro. Liana no apareció esta vez, espero que esté bien. Tampoco vinieron las Martas.

***
Lo vi, me presenté y lo llevé para la entrevista:

Jorge Plano
-Sigo en la UTN. Hace 15 años me metí en un tema, el cruce entre tecnologia y discapacidad. Haciendo dos cosas, por un lado un servicio de apoyo a los alumnos con discapacidad  y por otro creé y dirijo una Diplomatura en Accesibilidad y Usabilidad, que tiene que ver con el perfeccionamiento de la gente que diseña sitios web, para que sean más fáciles de usar y que no tengan barrera para la gente con discapacidad.

-¿Tiempo libre, familia, hobbies?

-Poco tiempo libre. Divorciado y sin hijos. Como hobby... la computación, digamos -y remata con su risa.

Gracias, Jorge.
***
El otro forastero era:

Alberto Rozenfarb
-Estoy con Alberto...

-Rozenfarb -me interrumpe, sin esperar la pregunta-. Soy egresado de Exactas, Computador Científico, terminé en el 73 y la verdad que es un placer encontrarme con algunos viejos amigos y con un montón de gente que participó en esta epopeya y todavía seguimos pensando y queriendo nuestra profesión y las cosas que hacemos. Incluso tengo hijos que están trabajando muy bien en la profesión y realmente estoy orgulloso de ellos, de que mi entusiasmo los haya contagiado.

-Es la primera vez que el entrevistado habla sin esperar la pregunta que hago siempre: ¿Qué hacés ahora y en qué ocupás tu tiempo libre?

-En este momento estoy tratando de administrar mi jubilación. Estoy estudiando Fotografía y un Curso de Saxo Soprano. Pero tengo muchas ganas de volver por lo menos en lo que a capacitación se refiere…

Gracias, Alberto.
***
La mesa era única en U, al estilo antiguo, pero igual la pasamos fenómeno. Sobre todo cuando empezaron a aterrizar en forma generosa las fuentes como la que les muestro:

Además llovían las rabas y las muzzarellas 
empanadas, como siempre.

Yo estuve recorriendo distintos lugares, fiel al hobby de cronista. "Creo que estás aprovechando para comer varias veces", me espetó Carlos Leone en algún momento, como si eso hubiera sido posible. 


Frente a mí estaba Eduardo Molinero, y cerca, además de Carlos, estaban Alfredo Ballarino y Hugo Strachan.

[Recuerden que cualquier foto se amplía haciendo clic en ella.]

Una de las cosas que más aprecio de nuestros Club Palermo es descubrir cosas insospechadas de los vecinos con los que converso.

"Yo aprendo muchísimo de ustedes, los informáticos, piensan de un modo diferente", me dijo de pronto Molinero, sin razón aparente, y así comenzó la conversación. Hasta que llegó la sorpresa: "Tengo dos novelas de suspenso y no me animo por pudor a publicarlas". Le recomendé que la consulte a mi nueva amiga. Los datos están en este Blog, Hernán Huergo: Conversando con Virginia Haurie. Molinero es escritor probado y respetado en temas jurídicos, pero esta veta literaria todavía espera su florecimiento. ¡Adelante, Eduardo, no te achiques!
***
-Me compré tiradores en mi último viaje, Rodolfo. Ya no tenés que preocuparte de que te robe los tuyos -le dije a Naveiro-. ¿Cómo estás?

-Mal. Me internaron cuatro días en el Sanatorio de los Arcos.

-¿Y qué tenías?

-Nada. Pero salí peor de lo que entré. En un momento hasta me ataron.

-¡Casi un secuestro!

-Casi un secuestro. Pude por fin salir.

Ya ves, Héctor Coppola, hay cosas mucho peores que tus problemas con el Windows 10. Suerte con eso.
***
Alberto Chochlac estaba por supuesto radiante. Es el padre de un famoso. Kevin Chochlac hace furor y fortuna con sus videos semanales, todos los miércoles, en la serie Locos x el Asado. Ya desde hace tiempo que el emprendedor, hoy 27 años, consiguió sponsors. El primero importante fue Bianchi Lacrado. A los seis meses duplicaron lo que pagaban, el consumo potenciado por los videos había subido a las nubes. Después se sumaron otros como Dos Anclas y Cervecería Quilmes. La Schneider desplazó a esta última, distraída, por unos meses. No duró demasiado, la del "sabor del encuentro" aumentó la apuesta y reapareció.

Kevin Chochlac en Locos x el Asado
Como si fuera poco, Kevin & brother (se llama Ralph) viajaron a California y convencieron a Tastemade para invertir en el proyecto. Los jóvenes dueños de esta organización quedaron encantados y ya invirtieron us$ 350.000. Hasta parece que piensan copiar las ideas de Locos x el Asado en otras partes del mundo.

¡Ahora sí que entiendo esa cara de felicidad que nos regalás a todos cada vez que te vemos, Alberto!

¡Felicitaciones!
***
Ya de nuevo en mi lugar de arranque, no me pregunten cómo fue, pero de pronto asistí a una conversación extraña, cuando Eduardo el abogado comentaba el asunto de los derechos concurrentes. Salió el tema de que Mendoza, en el río Atuel y/o en algún otro, impedía que el agua llegara a La Pampa. Al legítimo derecho por las aguas que invocan los pampeanos, los mendocinos invocan los derechos ancestrales, basados en que los huarpes ya construían canales y retenían el agua en épocas en que los perjudicados eran los pampas. Carlos Leone asentía y añadía detalles, por ejemplo la importancia de los tomeros, que son los que administran el uso de las aguas para el riego de los viñedos. 

Yo escuchaba las lecciones de dos expertos sobre temas muy desconocidos para mí.

-Y vos ¿cómo es que sabés tanto de Mendoza? -le preguntó de pronto Molinero a Leone.

-Bueno, en primer lugar porque trabajando en Acindar hicimos como once proyectos en San Luis; segundo, porque estudié Ingeniería en San Juan; tercero, porque administro en Mendoza bodegas y viñedos de mi familia; y cuarto, porque nací en Mendoza.

-¿No era más fácil arrancar diciendo que eras mendocino? -inquirí en seguida.

-No, las referencias se nombran desde las más cercanas a las más lejanas.

Eduardo se debe haber quedado pensando que los ingenieros, no sólo los informáticos, también piensan de una forma diferente a la de los abogados.
***
-Este matambre relleno, aunque parece un revuelto, está extraordinario -dijo Rodolfo Ratto.

Doy fe. Lo más rico que me ha tocado como plato principal desde que me hice adicto a los Club Palermo. Aunque todos lucían felices en sus lugares, es justo aclararlo. Van fotos más abajo para probarlo.
***
La descubrí a mitad de almuerzo. Me la presentó el Dinobedel. La entrevista fue distinta a cualquier otra, casi un Conversando con

Adriana Schottlender

-Decime quién sos.

-Soy Adriana Schottlender, Computadora Científica, egresada de Exactas, me recibí en el 73.  Trabajé casi 30 años de mi vida en Computación. Mi primer trabajo fue una beca en Pirelli, luego Ministerio de Economía, Autocoder creo que en la primera 1401 que instaló IBM en el país.  Viajé, trabajé en el exterior. He trabajado en varias empresas y en estudios. 

-¿Tu mejor recuerdo de esa época?

-La investigación. Por ejemplo para Sisteco. Disfruté mucho con el Club del Wang. Tuve etapas alucinantes conociendo las computadoras por adentro.

-¿Ahora qué hacés?

Y siguió un diluvio de actividades:

-Soy productora cultural. Tengo programas de radio donde difundo ciencia y cultura, pertenezco a la Red Argentina de Periodismo Científico. Trabajo en la Universidad Nacional de Avellaneda, de la que soy parte del grupo fundacional. Preparo capacitaciones, además doy clases de Matemáticas. Siempre di clases de Matemáticas, toda mi vida. Amo las Matemáticas.  Doy charlas en Argentores dedicadas a los guionistas de las obras de teatro. 

Hace una pausa y aprovecho para preguntarle:

-¿Y tu vida personal como es? ¿Estás casada, en pareja, tenés hijos?

-Estoy en este momento sin pareja... y no tengo hijos -y sigue diciendo con inmensa nostalgia-. Trabajé también con mucho honor diez años con Tato Pavslovsky, que hace un año que falleció. Un dolor muy grande para toda la comunidad cultural.

Un dolor personal muy grande para ella, leo en su cara. 

El diluvio continúa:

-Hago radio en FM La Tecno 98.3, hago una columna de teatro. Soy escenógrafa-vestuarista de teatro, algo que estudié durante seis años de mi vida. Siempre me dediqué al arte, danzas clásicas, piano durante 15 años de mi vida, estudié timbal con el maestro Raúl Ayala. 

Quedé abrumado por estar frente a una Da Vinci del presente. Se lo digo. "¡No!", dice ella, mientras la sonrisa asoma otra vez, fácil y plena.

-¿Algún hobby?

-Mi tiempo más gozoso es estar sentada en una butaca de teatro independiente, y lo hago todos los días.

Bravo, Adri, gracias.
***
Cuando me lo dijo le creí. Poco acostumbrado a estas cosas, fue un momento raro para mí.

-Cuando yo estaba en Facultad de Medicina y tenía algún problema, tus Ingenieros de Sistemas no sabían nada- me acusó Alberto Rozenfarb.

Aproveché que Hugo Castro estaba cerca para contestar:

-Si alguna vez te atendió Hugo lo que estás diciendo es un imposible.

-No, Hugo siempre lo supo todo -contestó el acusador.

-Te acordás de algo más, el nombre de algún Ingeniero de Sistemas, la fecha.

-Era 1967 -dijo Alberto.

Allí me di cuenta que podía tratarse de una broma. Yo me hice cargo en IBM de los Ingenieros de Sistemas que atendían Universidades recién en 1969. Igualmente arrastré la culpa hasta recibir el mail, un día después: Querido Hernán.   Quiero aprovechar este mail para declararte formalmente que todas las quejas que esgrimí ante tí eran bromas en tono de bromas.  Era solo recordar sentimientos y cosas ocurridas hace ya muchisimo tiempo. Como tales, es muy lindo que, la perspectiva de esos recuerdos, después de tanto tiempo, sea tomado en tono jocoso.
***
Otro Club Palermo que fue placer para mí y para todos. Siguen las fotos. Disculpen los borrosos y los omitidos.

Clic en cualquier foto para ampliarla

La organización otra vez perfecta. Gracias Bedel Carlos Tomassino, gracias Edecanes Jorge Hofmann y Héctor Repossi.

 ¡Gracias Bedel, gracias Edecanes!
 Pagamos $350 con placer




Abrazos y besos!
Hernán



6 comentarios:

  1. Querido Hernán
    Muy bueno todo como siempre. Se nota la pasta de escritor aprovechada en este rol de periodista y cronista. Gracias por compartir, pero mucho más por hacernos compartir.
    Un abrazo grande
    Pepe

    ResponderEliminar
  2. Fe de erratas: donde dice Hemán, debe decir Hernán. Esto es por escribir en una smart-phone, que se lo primero tiene poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto! No es lo mismo. En el font (probablemente Arial Narrow) en el que se lee en un monitor bastante grande, se ve CLARAMENTE que la segunda vez la patita del medio de la "m" de "Hemán" se ha desplazado hacia la izquierda aproximadamente 1/5 de milímetro, claramente indicando que se lee "Hernán". :-)

      Eliminar
  3. A man received a message from his neighbor.
    "Sorry sir, I am using your wife, day and night, when you are not present at home"
    “In fact, much more than you do..."
    "I confess this now because I am feeling very much guilty."
    "I hope you will accept my sincere apologies."
    ------------------------------------------------------------------------
    The man shot his wife...
    ------------------------------------------------------------------------
    A few minutes later he received another message:
    "Fucking autocorrect: wifi, not wife"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me recuerda al viejo chiste porteño del gerente que se ausentaba de la oficina y un investigador le reporta al presidente: "Se va con su mujer ...". A los que no lo conocen se los contaré si, con un poco de suerte, asisto al próximo almuerzo.

      Eliminar

Comentarios son bienvenidos. Pero deben ser con identificación del comentarista, mail incluido. Los comentarios anónimos son eliminados.
¿Cómo hacerlo?: 1) clic en ventanita a la derecha de comentar como; 2) clic en la opción Nombre/URL; 3) completar nombre y clic en Continuar; 4) Escribir comentario y clic en Publicar. Si el comentarista no es miembro del Blog debe incluir su mail.
Hernán