para Buscar en este blog

Ejemplo: Para acceder a las entradas que incluyan las palabras Sadosky y Clementina , basta colocar las mismas en la ventanita superior.

2015.11.02: Juan Carlos Masjoan: Camino al Futuro

El último 21 de octubre el título de un artículo en el diario, llamó mi atención, decía: “Ni la saga de Marty McFly pudo anticipar los Teléfonos Inteligentes e Internet”.

Recordemos que en octubre de 1985, Marty (personaje interpretado por Michael Fox en la película “Back to the Future”) viaja 30 años hacia el futuro en un automóvil preparado por el científico Emmet Brown y se encuentra  en el 2015 con un montón de maravillas tecnológicas pero NO están las dos del título.

Llamó mi atención porque Internet en su período Dino y los teléfonos en su período Arco ya estaban allí.

Tengo una historia y dos anécdotas sobre Internet y otra anécdota sobre los Teléfonos Inteligentes para contar.

Primero la Historia

En marzo de 1974 le piden a Víctor Savanti (ya presidente de IBM Argentina) que mande al Headquarter de IBM en  Nueva York a su gerente de productos para analizar, junto a otros cuatro  representantes de países (no tan) periféricos (Australia, Brasil, España y Sudáfrica, que yo recuerde), el lanzamiento de una Computadora que estaban diseñando. Hasta ese momento el análisis se había hecho sólo para los mercados centrales: USA, Canadá, Japón y la Comunidad Europea (que entonces eran solo 5 países).

Como la gerencia de productos era una de mis responsabilidades, Víctor me envió.

Lo realmente interesante de esa experiencia fue cuando nos explicaron porqué lo hacían y la Visión del Futuro que tenían: Habría una convergencia de la informática con las telecomunicaciones.

Las aplicaciones que surgirían de esta convergencia serían Banca Electrónica, Correo Electrónico, Diario Electrónico, Compra Electrónica, Trabajo Remoto, etc., etc., o sea INTERNET, y todavía no se había desarrollado la PC (1977), ni los servers y la conexión de la terminal (boba) con la computadora se hacía punto a punto con un par de cobre a 1200/2400 baudios.

Pero como todas las cosas, imperceptiblemente, casi sin darnos cuenta, avanzábamos en todos esos frentes:

Por aquel entonces Susana Harriague, la Gerente de la Biblioteca de IBM Argentina, usaba el KWIC (Key Word In Context) un programa basado en el algoritmo  desarrollado (1958) por un computador científico de IBM, Hans Peter Luhn, que de alguna manera es el “dino” de los  buscadores modernos.

En 1981 IBM desarrolla junto con AMOCO el PROFS (Sistema Profesional de Oficina), que era un e-mail que nos conectaba entre nosotros alrededor del mundo y que se llegó a comercializar para uso in house.


Pero las novedades aparecían también en Europa: el Minitel de France Telecom se desarrolló a partir de 1978 para consulta de la guía de teléfono, y luego fue agregando otras aplicaciones, como compra de pasajes de tren y avión, foros, mensajes, base de datos, compras al por menor, y otras transacciones. Estaba basado en terminales bobas y fue descontinuado recién en el 2012.

La primera Anécdota sobre Internet

En 1979 vivo un año en Estados Unidos. Allí conozco a un inglés, Terry, recién llegado, que también trabajaba en IBM y estaba casado, oh casualidad, con una compañera  de colegio  de mi esposa, y nos hacemos amigos. En ese año se produce la segunda crisis del petróleo, y hay racionamiento en la venta de nafta. Todo quedaba entre 3 y 20 millas de nuestra casa (colegios, correo, supermercado, banco, trabajo, etc.) y no había transporte público.
 
Un día, charlando con Terry, le digo: la escasez de combustible  está para quedarse, la gente va a tener que dejar el suburbio y volver a vivir a las ciudades. Él me contesta: te equivocas, Juan Carlos, la solución como todas las soluciones de esta sociedad va a ser tecnológica, van a hacer todo desde su casa (él ya manejaba por entonces su cuenta bancaria en forma remota). Me acuerdo entonces de 1974, le cuento la Visión que nos habían explicado y le digo: “Terry, you are wright”.

La segunda Anécdota sobre Internet

En 1994/5, cuando el Internet ya existía pero era de iniciados (nerds) y no de chicos de primaria como hoy, y los usuarios se contaban por escasos miles, un conocido periodista económico me entrevista estando yo ya en Telecom, y me hace una pregunta que me lleva a contarle aquella experiencia de 1974. Él va poniendo cada vez más cara de sorpresa, y cuando termino me hace una pregunta inesperada: “¿Y vos te sorprendiste en aquel entonces?”.
           
Me quedé pensando, esa era una pregunta que nunca se me había ocurrido hacerme a mí mismo, y la contestación real y honesta fue:  “No, sorprendido no, sabía que era cuestión de tiempo, porque era tecnológicamente posible. Pero deslumbrado sí, se nos abría un mundo, una civilización diferente”.

La tercera Anécdota sobre los Teléfonos Inteligentes

Ocurre cuando éstos todavía eran Dinos, pero ya habían salido de su fase Arco.

Era 1996 o 1997 cuando me viene a ver el Gerente General de Telecom Personal, Marcelo De Carli: 

–¿Tenés un minuto, Juan Carlos?
–Sí, dale, pasá, ¿qué querés?
Mostrame tus dedos,
mostrame tu celular.
–Necesito que me autorices una inversión para SMS.
–Mostrame tus dedos, mostrame tu celular. ¿Cómo vas a escribir con esos dedos gordos en esas teclas chiquitas? No me jodas, no es ergonómico, no tiene potencial de crecimiento.

A la semana se vuelve a asomar y la escena se repite salvo que no le pido que me muestre los dedos ni el teléfono.


Una semana después se vuelve a asomar (Marcelo tiene esa virtud, cuando cree tener razón no se da por vencido, lo que te obliga a repensar tu decisión) y antes que abra la boca le digo:

–¿Cuánto necesitás?

Me lo dice.

–¿Nada más? Traeme que te lo autorizo, si fracasa no te lo voy a echar en cara, pero no me pidas más si no anda.

Es bastante sabido que anduvo.

La contestación, si alguien me hiciera hoy la misma pregunta que me hizo aquel periodista en el año 1994/5 –¿te sorprendiste?–, sería: Sorprendido sí, aún hoy sigue siendo ergonómicamente incómodo, al menos para mí (aunque no para mis nietos que escriben con los dos pulgares a toda velocidad). Deslumbrado no, el Teléfono Inteligente era y fue tecnológicamente posible.

  1. Muy buenas anécdotas!

No hay comentarios: