para Buscar en este blog

Ejemplo: Para acceder a las entradas que incluyan las palabras Sadosky y Clementina , basta colocar las mismas en la ventanita superior.

24/06/2018: Héctor Monteverde: Breve racconto de las JAIIO, Jornadas Argentinas de Informática e Investigación Operativa


Notas aclaratorias: Lo que sigue no es una investigación metódica sino una recolección de recuerdos y anécdotas, muchas de ellas personales, donde la memoria (para colmo, la de un Dino!) ha jugado el papel principal. Las JAIIO son el resultado de una larga historia de trabajo voluntario por parte de muchos asociados y no asociados a SADIO, la Sociedad Argentina de Informática. A lo largo de este relato sólo se menciona a unos pocos de ellos, de preferencia vinculados o conocidos en el ámbito de nuestros Dinos, lo cual no implica desconocer el aporte de todos los demás que han colaborado o participado en su organización. En especial, cabe el agradecimiento a Pilar Suter, sustento durante mucho tiempo de las JAIIO, y a la existencia de un archivo en SADIO que facilitó encontrar documentos y fotos sobre las mismas. También a los aportes de los dinos Alejandro Oliveros, León Carp y Alfredo Pérez. También se agradecen las enmiendas y observaciones que aporten otros dinos en el futuro.
Las JAIIO, Jornadas Argentinas de Informática constituyen el evento informático más antiguo de Argentina que se ha desarrollado en forma continuada, lo que resulta un caso poco común entre nosotros.
El inicio
El período 1959/61 fue excepcional; Europa estaba casi totalmente recuperada de la 2da Guerra Mundial, Argentina estaba con el primer gobierno encabezado por un civil en casi 2 décadas. La tecnología, que había cobrado impulso para actividades bélicas, ahora mejoraba la economía y la vida de los países, y varios nos ilusionábamos con que iba a constituir la solución de muchos de los problemas del mundo.
En 1959 fue creada IFORS, la Federación Internacional de Sociedades de Investigación Operativa y también la UNESCO convocó a una conferencia internacional para discutir los avances en computación, la cual dio lugar a la creación de IFIP, la Federación Internacional sobre el Procesamiento de la Información.
En Argentina, poco después de la creación del CONICET, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas y al mismo tiempo que el gobierno creaba entes como el INTA, Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria y el INTI, Instituto Nacional de Tecnología Industrial, por iniciativa privada se fundaron en 1960 SADIO, la entonces Sociedad Argentina de Investigación Operativa y también SAC, la entonces Sociedad Argentina del Cálculo, las que de inmediato realizaron su ingreso respectivamente a IFORS y a IFIP. Poco después, ambas decidieron organizar una actividad conjunta.
Esta actividad se llevó a cabo con 84 participantes entre el 29 y el 31 de mayo de 1961 y no se denominó JAIIO, sino Primeras Jornadas Argentinas sobre Técnicas Matemáticas en la Industria, el Comercio y la Administración Publica. Fueron organizadas en colaboración con el Centro Argentino de Control Automático (ahora AADECA), el Instituto Argentino de Control de Calidad, el INTI y SAE, la Sociedad Argentina de Estadística.
Durante esta reunión se presentaron y publicaron algunas de las incipientes aplicaciones de la computación en nuestro medio. Entre ellas, Cálculo analítico de movimiento de suelos, por Aurelio Carreira, Cálculo de sistemas de potencia, por Juan Chamero, Recopilación y Transmisión de datos, por Sigfrido Lichtenthal, Programación dinámica, por Valle y Gustavo Pollitzer. En las sesiones dedicadas a temas de investigación operativa, también se presentaron El modelo de empresa, por Mario Bertoletti, Cálculo muticanales para la terminación de pozos petrolíferos, por Julio Kun, Método Simplex, por Isidoro Marín, Redistribución de redes de transporte público, por Osvaldo Molina y Tomassini, Un modelo matemático de la vida, por Li Kuhn Shaw y Juegos de estrategia, por Julio Toranzos.
El crecimiento adolescente
El éxito de esa primer reunión dio lugar a que SADIO organizase periódicamente estas jornadas, que pasaron a llamarse JAIO y, más adelante, con la incorporación formal de la informática a su nombre, JAIIO, Jornadas Argentinas de Informática e I.O. Uno de sus objetivos principales era poner en contacto a académicos y ejecutivos de empresas para difundir las nuevas tecnologías y sus posibles aplicaciones, así como plantear a las universidades los problemas de la industria. No siempre se lograron estos objetivos, pero las mismas sirvieron para acercar universidad e industria en una época de expansión de ambas y, con la visita de invitados del exterior se facilitaron contactos para que profesionales argentinos realizasen posgrados en universidades de prestigio y se sentaron semillas de proyectos significativos.
En las JAIO se presentaron numerosos desarrollos y resultados de aplicaciones, algunas de ellas de gran valor, como lo fue en 1965 la simulación del tráfico de barcos carboneros para cargar en Río Gallegos la producción de Río Turbio o, en otra, el análisis económico de un puerto de aguas profundas, que tuvo financiación del Banco Mundial pero nunca se construyó.
La primer reunión a la cual asistí fueron las 6 JAIO, realizadas en 1966 en la sede del ITBA, a las que recuerdo haber ido utilizando la credencial de otro participante de Acindar que no podía concurrir. También participé, ya por derecho propio, de las 7 JAIO, realizadas en 1968 en la FCEN de la UBA. Si no me equivoco, en esta última el dino De la Cuesta Ávila comentó sobre el escalafón propuesto para el personal de Procesamiento de Datos de la Administración Pública. Curiosamente, las 8 JAIO de 1970 se realizaron en el Hotel Internacional de Ezeiza y no pude concurrir porque justo nació uno de mis hijos.
En 1972 las jornadas adquirieron una relevancia especial, porque con el auspicio del IBI, Oficina Intergubernamental de Informática, y en conjunto con SAC, se realizó el 1er CIADI, 1er Congreso Iberoamericano de Informática, en el Centro Cultural del Teatro San Martín. Con el apoyo de IBM asistieron un gran número de invitados destacados. Recuerdo a Edgard Codd, que acababa de publicar su famoso artículo sobre Algebra Relacional y disertó sobre la Factibilidad de Grandes Bancos de Datos, a Daniel Teichroew, quien había liderado y presentó el primer curriculum de referencia de ACM sobre ingeniería de sistemas de reciente publicación, así como a Bujosa Rotger, quien planteó el difícil problema de la asignación de tripulaciones en una línea aérea internacional con escalas, que resolvía mediante programación entera.
Las 9 JAIO de 1974 se realizaron en los salones del ACA y presenté un paper sobre planificación integrada realizado por mi grupo de trabajo en Shell. En las 10 JAIO de 1977 asumió la dirección del Comité de Programa el dino Claudio Di Véroli y, si mal no me equivoco, se realizaron en la Facultad de Ciencias Económicas.
11 JAIIO - Pierre Pavesi le entrega un diploma
a Jorge España en la Bolsa de Comercio 
CLIC EN CUALQUIER FOTO PARA AMPLIARLA
11 JAIIO - Gustavo Pollitzer
presentando a un conferencista
Las 11 JAIO de 1979 se realizaron en los salones de la Bolsa de Comercio y estuvieron a cargo de Pierre Pavesi, siendo presidente de su Comité Ejecutivo Jorge España, de Proceda, mientras que yo asumí el Comité de Programa. De las 11 JAIO recuerdo la conferencia inaugural de Jean Paul Jacob ilustrada a dos retroproyectores al día siguiente de un conato revolucionario en Jesús María, Córdoba, sobre el cual hizo alusiones, y a André Danthine, Chair del TC6 de IFIP, que describió al naciente Internet e hizo prospectiva sobre su desarrollo. También participó Carlos Lucena, Vicerrector de Investigación de la PUC de Río de Janeiro, con el cual se inició una larga relación que culminó en 1985 con la creación del PABI, el Programa Argentino-Brasileño de Investigación y Estudios Avanzados en Informática, el que organizó varias escuelas de verano con medio millar de estudiantes de ambos países cada una y financió la publicación de cerca de unos cuarente libros de texto para los cursos por parte de autores de la región.
La mayoría de edad
En 1981 las 12JAIO fueron organizadas por el recordado Gustavo Pollitzer en conjunto con la Conferencia Latinoamericana del CLEI, Centro Latinoamericano de Estudios en Informática, nuevamente en el Centro Cultural San Martín y asistieron 900 participantes de diversos países. Previo a su inicio, estábamos con el corazón en la boca por los riesgos económicos que significaba pero, finalmente, el congelamiento del mercado cambiario y posterior devaluación producida por el cambio de gobierno el día previo a su comienzo, facilitó un superávit que permitió que, poco después y aprovechando una baja en el precio de las propiedades, SADIO lograse tener una sede propia. Esta asociación con el CLEI se repitió numerosas veces, siendo la última de ellas el año pasado (2017), en que fue utilizada como sede la Facultad Regional Córdoba de la UTN.
En 1983 se realizaron las 13 JAIIO en conjunto con USUARIA en el Hotel Sheraton de Buenos Aires, arrastrando también gran cantidad de participantes, los que asistieron simultáneamente a una impresionante exposición de informática. El presidente de la organización fue en esta oportunidad Jorge España, estando Castro Lechtaler a cargo del Comité Ejecutivo y yo del académico. Recuerdo que Jorge España se comenzó a poner pálido cuando en mis palabras de cierre comencé haciendo referencia a música española del siglo XV.
Aquí cabe hacer una digresión. En 1981 IFORS había decidido que SADIO organizase su Conferencia Internacional Trienal de 1984 en Argentina. Sin embargo, el conflicto de Malvinas cambió sus planes y la conferencia fue mudada a Washington. Quizás por madurez de la disciplina y por solidaridad regional, representantes de SADIO fueron invitados a una conferencia organizada por SOBRAPO en Río de Janeiro, durante la cual se decidió crear una Asociación Latinoamericana de Investigación Operativa (ALIO), que pasó a organizar conferencias bienales itinerantes, considerando la primera la realizada en Río de Janeiro.
En 1984 las 14 JAIIO se realizaron en conjunto con el II CLAIO, el Congreso 
14 JAIIO - II CLAIO  Alfonsín saludando
 a los que lo recibieron, entre los que
se encuentra Gustavo Pollitzer  


Latino Iberoamericano de Investigación Operativa. Su organización estuvo a cargo de los dinos Alejandro Oliveros, como Presidente del Comité Ejecutivo y Hugo Scolnik, como Presidente del Comité de Programa, y tuvo tal repercusión que el Presidente Raúl Alfonsín junto con el recordado Manuel Sadosky, en ese entonces Secretario de Ciencia y Técnica, presidieron el acto de apertura de las mismas. Un detalle especial es que se formó un Comité Empresario que encabezó Rainani Bargaña, en 
14 JAIIO - II CLAIO  El Acto Inaugural
después del discurso de Alfonsín 
(se ven a Scolnik, CM Correa, Monteverde, 
Sadosky, Bargagna, Suárez Anzorena, 
Moruzzi y Oliveros) 
14 JAIIO - II CLAIO  Las primeras
filas en el Salón A-B del San Martín
(se ve al dino Claudio Di Veroli) 
ese entonces CEO de FATE y del cual participaron, entre otros, Vitorio Orsi, de SADE, Manuel Sacerdote, del Banco de Boston, Víctor Savanti, de IBM y Enrique Pescarmona, de IMPSA, así como se organizó un seminario específico para CEOs de empresas en que reconocidos especialistas de nivel internacional brindaron un panorama de las posibilidades tanto de Investigación Operativa como de Computación. Como fue la primera con un gobierno libremente elegido y con las universidades normalizadas o en curso de normalización, volvieron a participar muchos argentinos expatriados y hubo destacadas conferencias invitadas, entre ellas Ingeniería de Software, a cargo de Al Pietrasanta, Un lenguaje de programación para Inteligencia Artificial, por Kristen Nygard, Quinta Generación ¿se acuerdan del famoso proyecto japonés?, por Jean Paul Jacob y Mejora de la calidad del software, por Yukuo Mizuno.
En 1985, las 15 JAIIO se realizaron por primera vez fuera de Buenos Aires y fueron organizadas por la Universidad Nacional del Sur en Bahía Blanca, modalidad que con el tiempo pasó a ser la actual, en que un año se suelen realizar en Buenos Aires y al siguiente, en alguna sede del interior dispuesta a trabajar para albergarla.

14 JAIIO - II CLAIO  Un grupo de
asistentes en una sala del San Martín 
En 1986, en pleno desarrollo de la ESLAI y conducidas por el fallecido Armando Haeberer, las 16 JAIIO tuvieron su sede en el Hotel Bauen de Buenos Aires con la presencia de Carlo Ghezzi y de Ramón Puigjaner. Uno de los objetivos era reestablecer los contactos de nuestra academia con el mundo científico de la computación. Durante la misma se anunció la firma de nuevos protocolos para la colaboración científica y tecnológica con Brasil y también se realizó un Seminario sobre la Informática en el Japón con el apoyo del CICC, Centro para la Cooperación Internacional en Computación, de ese país.
14 JAIIO - II CLAIO  En una recepción
Julián Aráoz Durán, Gustavo Pollitzer,
un conferencista y Ernesto Ugarte 


Cabe señalar que en 1987 las JAIIO fueron reemplazadas por la Conferencia Internacional Trienal de Investigación Operativa de IFORS que finalmente SADIO organizó con gran éxito en el Sheraton de Buenos Aires con 640 participantes de todo el mundo.
Conferencias como el 1er CIADI y las últimas mencionadas se realizaban con el apoyo de una empresa especializada en la organización de congresos. Con el tiempo, SADIO fue adquiriendo cierto know-how, el que en algún caso fue reforzado con la contratación de una persona con experiencia en este tipo de actividades. La dina Pilar Suter, que para esa época fue contratada como Gerente de SADIO contribuyó a capitalizar esas experiencias y formar un equipo hábil que llegó a brindar sus servicios de Secretaría para la Conferencia Internacional de Ingeniería de Software realizada en Orlando, Florida, en 2002 y bajo la dirección de la actual gerenta de SADIO continúa organizando JAIIOs y brindando servicios a otros eventos informáticos que se realizan en nuestro país.
Así se continuaron realizando en los años siguientes, en algunos casos en conjunto con otras reuniones internacionales, y siguiendo los vaivenes de los avatares económicos que muchas veces han acontecido en nuestro país. En 1988, las 17 JAIIO fueron conducidas por Gustavo Rossi, de la UNLP y tuvieron presentaciones del Proyecto de investigación argentino brasileño ETHOS y también de la red UUCP, Unix to Unix Copy Protocol, implementada por el Grupo de Redes del Dpto de Computación de la FCEN conducido por Julián Dunayevich.
18 JAIIO - Manuel Sadosky acompañado 
por las niñas Cecilia Berdichevsky y
 
Pilar Suter en la expo del Hotel Bauen
En 1989 las 18 JAIIO estuvieron conducidas por el dino Julián Aráoz, se presentaron los proyectos de Cancillería y de la Red Académica y hubo cursos tutoriales, entre ellos uno de Computación Distribuida, a cargo de Michel Raynal. En 1990 las 19 JAIIO se realizaron nuevamente en conjunto con la V CLAIO y fueron conducidas nuevamente por Hugo Scolnik; en ella la Investigación Operativa tuvo un papel destacado. En 1991, 
20 JAIIO - Jorge Boria junto a Pilar 
Suter en un intervalo en el San Martín
las 20 JAIIO volvieron a realizarse en el Centro Cultural San Martín y además de conferencias sobre Reusabilidad de Software y Procesamiento de Imágenes, se organizó también una Jornada de Informática y Documentación.  
Al avanzar la década de los 90´s y aprovechando cierta bonanza de la situación económica, comenzaron a coordinar su organización argentinos expatriados que gozaban de prestigio en el exterior. Así fue que las 21 JAIIO fueron organizadas en 1992 por Guillermo Arango, responsable del Laboratorio de Computer Science de Schlumberger en Austin, Tx y contaron con la presencia de Peter Freeman, destacado profesor de ingeniería de software de Georgia Tech y un analista del sistema de reservas SABRE, de American Airlines, quien historió y brindó detalles del mismo. También se efectuó un encuentro sobre Diseño curricular para la formación superior de informáticos y un detalle curioso fue que en la inauguración tocó la Camerata de la Universidad de Buenos Aires.
22 JAIIO - XIX CLEI  Acto Inaugural
(de izq a der Ramón Puijganer, 
AdeleGoldberg, Alberto Mendelzon,
Miguel Kurlat y Héctor Monteverde) 
En 1993 las 22 JAIIO se organizaron en conjunto con la XIX Conferencia Latinoamericana de Informática del CLEI y fueron conducidas por Alberto Mendelzon, de la Universidad de Toronto. Tuvieron una pléyade de conferenciantes invitados, entre ellos Adele Goldberg, de gran influencia sobre la orientación a objetos, Ugo Montanari, de la Universitá di Pisa, a Mario Schkolnick, del Thomas Watson Research, Claudia Bauzer, de la USP, Universidad de Sao Paulo y que actualmente forma parte de del Consejo Directivo de ACM, la asociación norteamericana de computación. En esa oportunidad en un salón del Centro Cultural San Martín se exponían videoconferencias de destacados especialistas, como Edsger Dijkstra o Alan Kay y también hubo un Seminario sobre Control Automático auspiciado por AADECA.
En 1994 las 23 JAIIO estuvieron a cargo de Enrique Ruspini, argentino radicado en Stanford Research, siendo su presidente el dino Juan Carlos Masjoan y estando a cargo del Comité Ejecutivo el dino Conrado Estol. Entre las conferencias invitadas, Michael Brodie abordó el tema de Objetos distribuidos y Enrique Gómez, de la división de IBM que desarrolló el software del Apollo contó cómo habían llegado a certificar CMM a Nivel 5. Una anécdota de estas JAIIO fue que el invitado destacado para la apertura tuvo un problema de salud que le impidió viajar y propuso dar su conferencia por teléfono. En consecuencia, hubo que salir corriendo a buscar un aparatito para acoplarlo al micrófono, mientras tanto envió sus transparencias por mail y tuvimos que ir a Cancillería a buscarlas grabadas en un diskette, para luego llevarlas al distribuidor de Apple a fin de convertirlas a PC, para finalmente pasarlas siguiendo sus indicaciones mientras Conrado Estol moderaba la conferencia. Una situación casi catastrófica.
Las 24 JAIIO se realizaron en la FCEN, en Núñez y estuvieron dirigidas por Daniel Yankelevich, contando con interesantes conferencias, como la de Software Testing de Antonia Bertollino. En 1996 las 25 JAIIO volvieron al San Martín, en esta oportunidad dirigidas por el recordado Jorge Boria, contando con conferencias sobre Java, de Nick Weston y Networking, de Félix Zafar. Como es posible apreciar de estos escasos detalles de sus programas, una característica de las JAIIO es que siempre abordan temas de avanzada, contribuyendo a su difusión y desarrollo.
La descentralización
A partir de 1997, tomando en consideración la decadencia de algunas previamente importantísimas conferencias generales, como la entonces famosa de la NCC, y por idea de Jorge Santos, uno de nuestros pioneros y diseñador de una de las dos primeras computadoras argentinas, la organización de las JAIIO comenzó a ser estructurada en forma de una colección de Simposios o Workshops temáticos, los que permitieron concentrar en un par de días a los interesados en una área específica de la disciplina o de su aplicación, así como interactuar con los de otras.  Particularmente, en las 26 JAIIO de ese año, que 
26 JAIIOUna conferencia en la Sala
de Consejo de la Fac. de Ingeniería UBA
se realizaron en la sede de la Facultad de Ingeniería de la UBA, se dictaron como parte de las mismas cinco tutoriales auspiciados por la VLDB, Very Large Data Base Endowment, sobre temas como Data Mining o Data Warehousing, que en ese entonces eran novedad.
La nueva modalidad les confirió a las JAIIO mayor flexibilidad y así, a lo largo del tiempo, se fueron haciendo tradicionales simposios como el ASSE, de Ingeniería de Software, ASAI, de Inteligencia Artificial, SIO, de Investigación Operativa, AGRANDA, de Grandes Datos, y también CAIS, de Informática y Salud, SID, de Informática y Derecho, SIE, de Informática en el Estado o CAI, de Agroinformática, mientras que otros relativos a temáticas que perdían interés propio, como Orientación a Objetos o CADCAM, eran absorbidos o fusionados.
27 JAIIO - IX CLAIO  Irene Loiseau 
junto al conferencista Nelson Macula,
Rector de UFRJ

En 1998 se organizaron las 27 JAIIO otra vez en conjunto con IX CLAIO y asistió Andres Weintraub, de la Universidad de Chile, asiduo visitante a nuestras JAIIO y en esa entonces Presidente de IFORS. Entre los temas tratados cabe señalar varios trabajos relacionados con el protocolo HL7 utilizado para intercambiar datos sobre prácticas médicas.
Las 28 JAIIO se realizaron en 1999 en la Facultad de Ingeniería y durante las mismas el TC6 de IFIP auspició cursos tutoriales sobre tópicos de comunicaciones. Aprovechando la oportunidad y el lugar, Alejandro Oliveros organizó el internacional WER, Workshop de Ingenierìa de Requerimientos con la presencia de destacados invitados. Otro aspecto significativo es que por primera vez se realizó un panel para discutir fracasos de proyectos informáticos con la participación de reconocidos invitados del exterior, lo que significó una muestra de madurez de la disciplina y la industria.
29 JAIIO - Jorge Clot (Pres. de SADIO)
con Pilar Suter y una de las organizadoras 
en el acceso a la FCE de la UNICEN
En 2000 las 29 JAIIO fueron organizadas por el ISISTAN en el campus de Tandil de la UNICEN, lo que facilitó un ambiente informal de gran camaradería e intercambio. Junto con las mismas, IFIP e IIST, el Instituto Internacional de Tecnología de Software de la Universidad de Naciones Unidas en Macao, financiaron un seminario sobre temas de Programación Lógica para investigadores de la región. Un detalle curioso fue que los organizadores, Analía Amandi y Marcelo Campo fueron padres muy poco antes de su inicio y en algún momento concurrieron con su bebe, que pasó a ser el participante más joven de alguna JAIIO.
Las 30 JAIIO volvieron en 2001 a la Facultad de Ingeniería y durante las mismas se abordó el tema de la evaluación de carreras por parte de la CONEAU, Comisión Nacional de Acreditación Universitaria. En cambio, las 31 JAIIO se trasladaron en el 2002 por primera vez a la Facultad Regional Santa Fe de la UTN, siendo organizadas por Horacio Leone, de dicha institución. Junto con las mismas, se realizaron ICWE, Ibero American Web Engineering y LANC 02, Latin American Networking auspiciado por el TC6 de IFIP. Las 32 JAIIO volvieron en 2003 a Buenos Aires, utilizando la sede céntrica de UADE y uno de los temas que más interés suscitaron fue el del Software Libre.
Aquí cabe otra digresión ya que, por iniciativa de varios argentinos, el Steering Committee de ICSE, la Conferencia Internacional de Ingeniería de Software auspiciada por el SigSoft de ACM y el TC on Software Engineering de la Computer Society de IEEE habían decidido organizar en Buenos Aires la conferencia de 2002. Entre las consecuencias del 11/9 en Estados Unidos y las imágenes que recorrieron el mundo sobre los sucesos argentinos de fines del 2001, en una conferencia telefónica internacional el Steering resolvió retirar la sede de Buenos Aires y realizarla en el Marriott Convention Center de Orlando, Florida. Allí estuvo como local Chair nuestra conocida Viviana Rubinstein y hubo actividad de Tango, mientras que la secretaría fue responsabilidad de SADIO. Después de mucho esperar, finalmente la 39 Conferencia Internacional de Ingeniería de Software [http://icse2017.gatech.edu/] se realizó en mayo del año pasado en Buenos Aires conducida por Sebastián Uchitel, director del Instituto UBA/CONICET de Ciencias de la Computación, asociándose ACM, IEEE y SADIO para su organización, que reunió, junto con varios eventos asociados más de un millar de especialistas de todo el mundo.
Las 33 JAIIO de 2004 se trasladaron por primera vez a la sede de la FAMAF, Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación en la Universidad Nacional de Córdoba y allí, Alberto Briozzo y Gabriel Baum, que habían estado a cargo del Foro de la Competitividad sobre Software y Servicios Informáticos presentaron el Plan Estratégico 2004-2014.
A partir de entonces, las JAIIO tuvieron una época trashumante. En 2005 las 34 JAIIO se realizaron en Rosario, en 2006 las 35 JAIIO se mudaron a Mendoza y en 2007 las 36 JAIIO a Mar del Plata, participando de su organización diversas instituciones locales.
37 JAIIO CLEI 2008 Apertura de la 
conferencia con las autoridades de la UNL
En 2008 las 37 JAIIO [http://www.desarrollosdg.com.ar/jaiio_2008/] volvieron a organizarse en conjunto con la 34 Conferencia Latinoamericana del CLEI, esta vez en la UTN, Facultad Regional de Santa Fe. A las mismas se agregó la XVI CIESC, XVI Conferencia Iberoamericana de Educación Superior en Computación, organizada por la dina Rosita Wachenhauzer y el firmante. Hubo diversos invitados, entre ellos Denis Frailey, ex vicepresidente de ACM, quien disertó sobre las limitaciones de tiempo en la 
37 JAIIO - CLEI 2008 Panel en el que se
ve en primer término al organizador, 
Horacio Leone
producción de software y el sistema con participación de la industria para la acreditación de carreras de computación en Estados Unidos, así como se realizó un panel sobre los sistemas de acreditación de carreras informáticas de países hermanos en los que académicos de varios de ellos expusieron sobre sus características particulares.
Las JAIIO continuaron desarrollándose, en 2009 las 38 JAIIO en Mar del Plata donde el entonces viceministro y actual Presidente del CONICET Alejandro Ceccatto presentó al nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología; en 2010 las 39 JAIIO en la Facultad de Ingeniería de la UBA, con la presencia de David Garland, de la Universidad de Carnegie Mellon; en 2011 las 40 JAIIO en la Facultad Regional Córdoba de la UTN, oportunidad en que Santiago Ceria hizo una presentación de proyectos de vinculación Universidad-Industria de la Fundación Sadosky; en 2012 las 41 JAIIO en la Facultad de Informática de la Universidad Nacional de La Plata y en 2013 las 42 JAIIO [http://42jaiio.sadio.org.ar/] volvieron a Córdoba en ocasión del 400 aniversario de la Universidad Nacional de dicha ciudad y tuvieron el auspicio del Artificial Intelligence Journal, que decidió publicar algunos de los mejores trabajos que se presentasen en la especialidad.
En 2014 las 43 JAIIO [http://43jaiio.sadio.org.ar/] se realizaron en la Universidad de Palermo y quien disertó en su apertura fue nuestro querido Esteban Di Tada. Las 44 JAIIO [http://44jaiio.sadio.org.ar/] fueron organizadas en 2015 por el CIFASIS de la Universidad Nacional de Rosario y uno de los temas que despertó mayor atención fue el de Big Data dentro del Simposio AGRANDA. Adicionalmente, en ese mismo año SADIO participó de la organización en Buenos Aires de IJCAI-15 [https://ijcai-15.org/], la Conferencia Internacional Conjunta de Inteligencia Artificial, que congregó a alrededor de un millar de participantes de todo el mundo, incluyendo numerosos chinos.
Las 45 JAIIO [http://45jaiio.sadio.org.ar/] se realizaron en 2016 en la sede que tiene la UNTREF en el edificio de Galerías Pacífico, incluyendo salones del Centro Cultural Borges y el análisis de Big Data volvió a ser un tópico central del interés del público y hubo actividades como el IEFT Day sobre tecnologías de Internet. En particular, varios argentinos que trabajan en consultoras y empresas locales y del exterior abordaron el tema del análisis de datos y de las decisiones que deben ser tomadas online, como en el caso de ofertar la colocación de avisos publicitarios en sitios web.
Finalmente, el año pasado las 46 JAIIO [http://www.clei2017-jaiio.sadio.org.ar/inicio] volvieron a la Facultad Regional Córdoba de UTN para realizarse en conjunto con la XLIII Conferencia Latinoamericana de Informática del CLEI, aprovechando la extensa conectividad internacional que ahora tiene Córdoba. En esta oportunidad fue record la cantidad de contribuciones académicas y profesionales recibidas, unas 800, de los cuales más de 350 fueron aceptadas para ser publicadas y presentarse en las distintas sesiones. Además de la calidad de las presentaciones académicas, entre ellas una novedosa sesión de posters al aire libre organizada por el Simposio de Agroinformática, hubo diversas charlas de conferenciantes invitados de Chile, EEUU, Irlanda y Uruguay, así como un curso sobre Deep Learning de la Escuela Argentina de Inteligencia Artificial. Además de los simposios habituales en ambas conferencias, algunos de los cuales con publicación en IEEE Explora, se realizó el LAWCC, IX Congreso de la Mujer Latinoamericana en Computación. En definitiva, una reunión exitosa que demostró la validez de estos encuentros, en los que resultaron valiosos los contactos entre colegas latinoamericanos en el campo de deportes de la Facultad Regional, acompañados de perniles de cerdo, brindis con tinto argentino y bailes folklóricos.


22/06/2018: Eduardo Vila Echagüe: Gerente de carambola

[Capítulo 29 de La Informática y yo]

Gerente de carambola

Ya habían pasado casi 20 años de mi ingreso a IBM. Inicialmente había tenido una carrera técnica bastante exitosa, llegando al máximo nivel como Ingeniero de Sistemas en Argentina. Cuando en Chile me pasaron a Ventas me sentí descolocado, como ya he comentado en capítulos anteriores. La asignación en Product Marketing era más afín a mis gustos, pero para entonces ya era claro que entraba en una nueva etapa de mi vida profesional. Aunque en el pasado había disfrutado de todo lo relativo a la programación, era evidente que esa era una etapa superada y que en el futuro tendría que preocuparme de términos como Competitividad, Relación Precio/Rendimiento, Participación de Mercado, etc. Mis días de experto en programación Assembler y Fortran o de consultor de Base de Datos ya habían terminado. ¿Qué vendría a continuación? ¿Cómo hubiera continuado mi carrera de haber permanecido en Argentina?

La mayoría de los que trabajamos en informática hemos pasado por etapas parecidas. Tras un deslumbramiento inicial con la tecnología, poco a poco vamos derivando hacia las áreas relacionadas con el negocio, ya sea como jefes de proyecto, gerentes o consultores. En Chile el área de proyectos aún estaba en pañales y la consultoría sencillamente no existía. En cuanto a la carrera gerencial, normalmente nombraban a muchachos jóvenes con potencial, mientras que yo ya iba por los 44 años de edad. Tampoco ayudaba mi condición de extranjero ni posiblemente mi sentido del humor. En esas condiciones sólo me quedaba orientarme a mi vida familiar. Chile era y aún es un país muy agradable para vivir, con un nivel de ingresos como el que me daba IBM.

Mis hijas habían logrado entrar en un colegio de la misma congregación donde había estudiado mi mujer. En Santiago la educación pública no es muy buena y no es fácil conseguir cupos en los colegios privados. Tuvimos la suerte de que a mi hija mayor la inscribimos justo en el año de la crisis económica, por lo que creo que la aceptación se debió al hecho de que yo trabajaba en IBM, que
pagaba cerca del 60% de la colegiatura, más que a cualquier otra posible influencia. Pero cuando me tocó inscribir a mi hijo, nacido en 1982, la crisis ya había pasado. Aunque dio un buen examen fue rechazado, porque todas las vacantes habían sido cubiertas por los hijos de ex-alumnos y por los que
ya tenían hermanos en el colegio. Estábamos medio desesperados, pero una vez más la informática vino en nuestra ayuda. Nos habíamos percatado de que el director del colegio, un conocido sacerdote, aparecía con frecuencia en las fotos de las recepciones diplomáticas del diario El Mercurio. Resulta que algún tiempo antes la Embajada Argentina había llamado a IBM pidiendo que lo fuera a ver
alguien a proponerle una solución computacional para sus sistemas administrativos. Como en IBM no teníamos ninguna experiencia en embajadas, cortamos por lo sano enviando a alguien que por lo menos dominara su idioma. ¿Adivinaron a quién le tocó? 

Me recibió el primer secretario de la Embajada, un caballero muy simpático con el que hice buenas migas. No era diplomático de carrera sino periodista. Vi que lo que la Embajada realmente necesitaba era un buen sistema de oficina, similar al que usaban nuestras secretarias. Le pasé el tema a nuestra división respectiva y le informé por teléfono a mi compatriota. No recuerdo como
Mi playa Los Lilenes con Concón al fondo 
terminó la parte 
comercial, pero cuando tuvimos el problema de la inscripción de mi hijo, me acordé de él y lo llamé. Me atendió muy amablemente y me dijo que efectivamente conocía bien al sacerdote y que lo iba a contactar. Un par de días después nos llamaron del colegio para decirnos que nuestro hijo había sido aceptado. ¡Viva la Patria!

Les había contado que habíamos comprado un sitio en Costa Brava, pequeño balneario entre Concón y Viña del Mar, donde vivían mis suegros. Al año construimos allí una bonita casa prefabricada donde mi familia pasaba parte del
verano y también íbamos con frecuencia en invierno, ya que estaba a sólo un par de horas de mi casa en Santiago. Era un barrio muy tranquilo, con acceso por una sola calle. Mis hijos pequeños podían circular con sus amigos sin ningún peligro. Tenía una magnífica vista sobre todo el litoral y se podía llegar a nuestra playa bajando por una empinada duna donde los niños se tiraban en trineo. La subida, eso sí, era matadora
porque el desnivel sería de como 100 metros. En las tardes paseábamos por las dunas fósiles que había detrás, originarias del período pleistoceno. Era un paisaje casi lunar que desgraciadamente ya no existe, habiendo sido reemplazado por un bosque de edificios de departamentos.

Sistema IBM 9370
Como ya les comenté, mi trabajo en Product Marketing era apoyar la venta de los computadores de la arquitectura /370 y de sus periféricos. En 1986 IBM anunció la familia IBM 9370, que eran unos /370 de bajo costo que iban montados en bastidores y por lo tanto no requerían de la tradicional sala de computación. El procesador, los discos y las cintas, todo en un sólo mueble.
Competían contra los sistemas /36 y /38 de IBM y contra todos los llamados 'superminis' de DEC, Wang y Data General, hasta donde recuerdo. Me dediqué a recorrer Chile pregonando las maravillas del nuevo sistema. La prestigiosa arquitectura /370 en la que muchos de mis clientes habían hecho sus primeras armas, por fin estaría al alcance de todos.
Tuvimos mucho éxito, vendimos alrededor de 15, que era un número parecido al que se vendió en Argentina.

¿Eso es mucho o es poco? ¿Oyeron hablar de la regla de tres? No me refiero a la del colegio, sino a lo que me contó un compañero de universidad que alguna vez me visitó en Chile. Tenía la representación de algunos productos de software para /370 en el Cono Sur. Según él, el tamaño de los mercados informáticos guardaba la siguiente relación: 3 veces Uruguay era Chile, 3 veces Chile era
Argentina, 3 veces Argentina era Brasil. ¿Fácil? No sé como seguirá esa relación hoy, pero en aquel entonces haber vendido tanto como Argentina era algo espectacular. Más adelante veremos que esto se supo hasta en el laboratorio de Böblingen en Alemania, que tenía responsabilidad por el marketing de los 9370. ¿Habrá un nuevo viaje a Alemania? Dejémoslo para más adelante.

En los /370 mayores teníamos problemas más serios. La Hitachi ofrecía computadores compatibles con los IBM y ya se había instalado en Chile. La competencia fue feroz. Lograron colocar sistemas de discos en nuestros clientes, pero nunca un computador. Eran mucho más baratos que los nuestros, pero nosotros teníamos dos ases bajo la manga: el soporte local y sobre todo el software. Teníamos también alguna flexibilidad en los precios, por lo que al ir con el paquete completo la diferencia de precios no era tanta como para compensar el riesgo que corría el Gerente de Sistemas por tomar una decisión tan atrevida.

La lección que aprendí en esa etapa de mi carrera fue que a la larga el dueño del sistema operativo es el que tiene la sartén por el mango. Por eso IBM logró mantener su negocio de Sistemas /36, /38 y mainframes hasta el día de hoy, en tanto que más adelante terminó perdiendo el mercado de los PC cuando decidió abandonar el OS/2 porque no era rentable. Es una triste historia que me tocó vivir en carne propia y que contaré en los capítulos finales de este libro.

Esas eran mis preocupaciones cuando alguien me contó que el Gerente de Ventas del Territorio General había repentinamente dejado IBM, no recuerdo si en forma voluntaria o lo habían echado. No creí que la noticia me afectara, hasta que supe que el candidato a reemplazarlo era mi propio gerente, quien ya no era el caballero fumador del capítulo anterior, sino aquel que conté que imprimía todos los correos que recibía en su PROFS. — ¡Qué pena! — me dije, — Me llevaba tan bien con él, ¿quién me tocará ahora? — A lo largo de mi carrera en IBM he tenido tantos gerentes, la mayoría muy buenos, algunos no tanto. Al fin y al cabo son tres las cosas importantes en tu vida laboral: que te
guste el trabajo, tener un buen jefe y, por supuesto, el sueldo.

El misterio se develó cuando me llamó mi gerente de segundo nivel. Como provenía del Departamento de Finanzas, se sentía muy inseguro con los temas de Product Marketing y no aceptó que le impusieran a alguien que no estuviera familiarizado con el área. A medida que transcurría la conversación me fui dando cuenta de que había insistido con mi nombre y finalmente se lo habían
aceptado. La IBM tendría un nuevo gerente no tan joven, argentino y algo irónico. Me di cuenta de que había llegado a la gerencia por una casualidad y no como una evolución natural de mi carrera.
¿Tendría las habilidades para el cargo? He visto muchas personas que siendo muy simpáticos cuando estaban en el llano, a poco de ser gerentes se convirtieron en personajes fríos y calculadores, más preocupados por sus objetivos personales que por los de la empresa. ¿Me pasaría a mí lo mismo? ¿Me
daría cuenta si me pasara? En fin, por el momento a disfrutar de mi primera oficina propia y del estacionamiento reservado en el subsuelo del edificio.

20/06/2018: Hernán Huergo: Conversando con Ida Bianchi: Parte 2 de 2. Informática, rotaria y otras famas

 
Cuando estoy por jubilarme me llamaron de Burroughs otra vez, que ahora formaba parte de Unisys, unión de Univac y Burroughs. 
Entré en 1998 para la parte UVMS  (Universal Voice Message System) asesorando a Miniphone, programado en LINC, que convertía a COBOL. 
Trabajé con el ClearPath, que se comunicaba con la red telefónica vía equipos Harris.  
El Clear Path era una nueva generación de Large Systems con capacidad suficiente para manejar sin problemas los grandes volúmenes de las telefónicas. Almacenaba voz. Usábamos un paquete neozelandés, debíamos customizarlo. El armado de frases a partir de palabras, la misma palabra había que grabarla varias veces: seguida de punto, seguida de coma, etc. Lo hicimos con la locutora hoy periodista Karin Cohen, 4 meses de trabajo.   
Y siguieron muchos trabajos más, cuando Miniphone se abrió en Unifón y en Telecom Personal. Objetivo de sistemas de 99,9% de tiempo on line. Equipos que venían en espejo, dos equipos que podían hacer backup en vivo, sin interrumpir. Se instalaron 16 equipos similares, con diferentes requerimientos locales.  
De 2003 a 2004 me llamaron para apoyar al equipo de trabajo que estaba en varios bancos, que utilizaban el paquete bancario SMF2, también programado en LINC.  
Me retiré en 2004.  
–¿Cuál es el proveedor de tus amores? 
–Burroughs, y su continuidad, Unisys.  
–¿Qué significó la Informática en tu vida? 
A mí me resultó muy divertida y muy gratificante mi vida en este trabajo. Estaban las personas que eran de orientaciones científicas y uno las miraba como que estaban por allá arriba. Pero yo estaba más con el cliente y me sentía muy cómoda. 
–Estabas en la trinchera. 
–Exactamente. Era una trinchera muy linda porque me relacionaba con los Operadores hasta los Gerentes de Sistemas, Directores y algunos Dueños de empresas. A mí me gustó mucho esa trinchera 
–Cambiamos de tema. ¿Cómo fue que empezaste con el Rotary, cuál fue el clic? 
El primer clic en realidad fue en un viaje que que tuve que hacer a EE.UU. Viajábamos por Varig, que hacía escala en Río. Se llenó el avión de chicos de 14 a 18 años. El viaje fue un infierno, pero divertidísimo. Los chicos eran todos hijos de rotarios, que viajaban participando en un programa que tiene el Rotary de intercambio 
para jóvenes en el nivel secundario. Me puse a charlar con ellos, unos iban a Europa, otros a Canadá, otros a los Ángeles, todos desparramados. "Yo te mando mi hijo, vos mandame el tuyo". El club anfitrión debe ubicar tres casas rotarias posibles para alojar al intercambista, conseguirle un colegio acorde, pagarle todos los gastos, llevarlo a visitar, dentro de lo posible. lugares del país. Es de un año completo.  
–¿Y el idioma? 
El idioma lo tienen que tener algo aprendido antes de viajar.  
–¿En qué año pasó esto? 
1984, 85, por ahí. Los chicos que no se conocían de antes, estaban muy entusiasmados, había algo que los unía. Pasarían a ser ahijados de otros rotarios que pasarían a ser sus padrinos o tutores. 
El acercamiento a Rotary continuó gracias a que nos gustaba mucho correr carreras de regularidad. En esas carreras los organizadores eran los Leones, pero competían varios rotarios.  
Los Leones es un Club que compite con el Rotary, ¿no?
Son prácticamente iguales, nada más que los Rotarios no aceptan más de dos personas de un mismo oficio como socios del club. Con excepciones pueden ser tres. Busca una representación de los líderes de la comunidad donde estén representadas todas las profesiones y oficios, abogados, médicos, plomeros, lo importante es que se destaquen en su oficio. 
Un amigo de mi esposo le ofreció en una de esas carreras entrar en un Rotary, el de Vicente López. 
El Rotary se creó solo para hombres. Pero en 1988/89 un juicio en EEUU le obligó a aceptar mujeres. 
Cuando uno quiere ingresar a un Rotary hay un proceso de meses en que se debe asistir a las reuniones, a las cenas, sin voz ni voto, charlar con distintos socios, que te vayan conociendo. Después de este período se pasa a votación. Se debe presentar tu curriculum y te aceptan o no. Tenés que explicar por qué querés ser rotario, qué capacidad tenés de enseñar algún trabajo, algún oficio, familia, hobbys, experiencias de servicio.  
Mi marido hizo seis meses de banco, y lo aprobaron, entró al Rotary Vicente López. En ese momento ese Rotary no aceptaba mujeres rotarias, tenía grupos femeninos, no como rotarias sino para actividades específicas. "Vean como pueden ayudar", decían. A mí no me cuadraba demasiado ese esquema. 
RC VLopez, Román asume como presidente
Mi marido pasó a ser presidente de ese Rotary en 1999/2000 y me presentó para ser rotaria. Pero Vicente López no aceptó  ni que fuera presentada. En el año 2000, Convención Anual rotaria fue en Buenos Aires, 
se inauguraba el nuevo edificio de la Rural con ese evento, asistieron unos 25.000 rotarios. 
–¿Vinieron a la Argentina 25.000 rotarios? Los rotarios totales en el mundo, ¿cuántos son?
Un milón doscientos, más o menos. La organización de todo estuvo a cargo del Rotary Buenos Aires, a nosotros nos tocó preparar una excursión a las Cataratas y lo hicimos pidiendo ayuda a los RClub de Iguazú y de Foz de Iguazú. Fue mi debut como guía de turismo.
RC PChica, ingreso a Rotary de Ida
Al terminar la convención decidí buscar un Rotary mixto para poder mudarme. En 2001 empecé a concurrir a las reuniones y entré en el Rotary Punta Chica en enero de 2002. Entré como experta en Informática. Algo que el Rotary ya pedía en todos los clubes. 
En Punta Chica fui Tesorera, Secretaria y en el 2006/2007 fui presidente. Después estuve como presidente de la Fundación de Rotary Internacional, como Secretaria Ejecutiva y siempre como Experta en Informática. 
La Fundación de Rotary Internacional (LFRI) fue creada para que todos los clubes tuvieran oportunidad de realizar sus propios proyectos importantes. El proyecto general mas importante que tenemos es la erradicación de la Poliomelitis (PolioPlus) y en él llevamos invertidos más de 1700 millones de dólares.
Bill Gates nos acompaña en este proyecto con desafíos como el de aportar  2x1 ó 1x1 en períodos definidos. 
Todos los socios hacemos aportes voluntarios a LFRI todos los años. En nuestro caso, CABA y GBA Zona Norte, somos 95 clubes y aportamos unos 80.000 dólares por año promedio. Cuando hablo de que  logramos regalar diez laboratorios y que mantenemos becas, no es que todo sale de nuestros bolsillos, solo necesitamos conseguir un 50% y la Fundación aporta el resto
Estoy aprendiendo un montón de cosas de ese misterio llamado Rotary. ¿Cómo sigue tu historia? 
Para el 2008 lo invitan a mi marido al Rotary San Isidro, ya pre elegido como presidente para el 2011. El Rotary San Isidro ya tenía dos socias e ingresé en el 2009. 
Bianchi, Ida: Curriculum ingreso al Rotary Club San Isidro  
En 2011/12 mi esposo fue presidente y en 2012/2013 fui presidente yo. Luego seguí manteniendo el cargo de Secretaria Ejecutiva, Presidente del Comité de la Fundación Internacional. Y trabajando bastante con los clubes virtuales que se reúnen por Internet y la rama juvenil de San Isidro, el Rotaract...
Cambio de tema. ¿Cómo fue que te convertiste en candidata a senadora? 
En seguida me di cuenta que el tema era el mismo, parte de sus andanzas rotarianas.
Estando en el Rotary San Isidro, vino de visita un rotario italiano. Es 
Asumiendo la presidencia del Rotary Club Punta Chica
normal que cuando viaja a otro país lo primero que hace un rotario es reunirse con los rotarios del lugar, para que aporten ideas, ayuda para conocer el país, etc. Este italiano, Pier Paolo Turrini, vino al Rotary San Isidro. Al año decidió mudarse para la Argentina, con ánimo político. Finalmente decidió cambiar de Club, dejar el de su tierra natal y pasarse al nuestro, el de San Isidro. 
Charlando un año o dos después comentó que se iba a presentar como senador en las próximas elecciones italianas. Charlamos un poco y coincidimos que ninguno de los partidos tradicionales nos gustaba y decidimos presentarnos de forma independiente. La competencia era el partido de Zin, amplio favorito. Hablamos de la plataforma y me invitó a ser segunda en la lista de senadores de la lista que se llamó Unione degli Italiani per il Sudamerica. 
Él viajaba y yo era la que preparaba el material, cubría las reuniones locales y le comentaba cómo eran las cosas en la Argentina. Era el año 2013. Presentábamos un plan de salud sin costo para las personas nacidas en Italia. 
Nos ganó Zin, que tenía más espaldas.
De pronto es ella la que cambia de tema. O sigue con tema parecido pero actuado no como rotaria, sino como una faceta más de las muchas Ida Bianchi que conviven en ella.
En el 2005 me asocié a una cooperadora para discapacitados, ACCERVIL, Asociación de Cooperación con Entidades de Rehabilitación en Discapacidad de Vicente López. Da trabajo para 40 personas en tareas sencillas para muchas empresas en lo que llamamos un "Taller protegido". Se les da desayuno, almuerzo y merienda. Lo que se factura más el subsidio que les da la provincia les redondea un buen ingreso. Son discapacitados leves, algunos van en silla de ruedas, pero tienen habilidad suficiente para hacer cosas útiles pero sencillas. 
 Y otra vez cambia de tema, como si estuviera leyendo un libro con su autobiografía y empezaba un capítulo nuevo.
Ida Bianchi y Enrique Draier,
en Club Palermo 11/08/2017
Estando ahí conocimos a Enrique Draier. Yo lo había conocido antes como competidor, yo en Burroughs, él en Netsystems. Un día pasamos a ser socios en una empresa: Draier, yo, mi esposo un amigo de mi esposo y su señora. La idea era dar cursos, servicios de Internet.  
Idea que que no cuajó, pero sí desarrollamos una gran amistad. 
–Hablame de tus hobbies.
Y otra Ida Bianchi fascinante comienza a hablar en torrente, deslumbrante y deslumbrando.
A mí me gustaba mucho el remo y entrenaba pero no había competencias para damas. A lo sumo era aceptada como timonel de los varones. 
¿De qué año hablamos? 
Fue más o menos en el 62/63. 
También practicaba bicicleta. 
Me gustaba mucho leer en especial la historia de este siglo, las guerras, quien sabe por mi historia de haber estado en la guerra allá. 
Y las palabras cruzadas, sobre todo en italiano. 
Estudié inglés, latín y francés.  
¿Latín? 
Mi sorpresa es delatada por mi tono. Confieso humildemente que creía que esta lengua estaba tan muerta como su fama.
Pertenezco a un grupo de italianos que mantienen conversaciones y se intercambian datos en latín.
Algunos hobbies
Mi marido tenía otros hobbies y asumimos como pareja hobbies nuevos. 
Por mi lado la PC, sigo siendo lectora, continúo con las palabras cruzadas, me gusta cocinar, me encantan los rompecabezas. El de 6000 piezas ocupa toda la mesa del comedor. 
–¿Cuánto tiempo te lleva? 
El de 6000 piezas como seis meses. El que sigue, me espera, tiene 12.000 piezas. 
Parece en el tono de voz relamerse por anticipado del placer que la espera. 
Te va a llevar varios años armarlo, me imagino.
Pero ella tiene libreto propio en discurso que no interrumpe.
Me gusta tomar fotografía. 
Somos fanáticos los dos del automovilismo, en especial turismo de carretera. Antes viajábamos a los distintos circuitos para ver las carreras en vivo, ahora las vemos por televisión.
–¿Y cuáles son tus automovilistas ídolos? 
–Mis ídolos no son tanto los automovilistas sino más bien las marcas, Ferrari en Fórmula 1 y seguimos al Torino en Turismo de carretera, 
De los automovilistas me gustaba mucho la familia Di Palma, empezando por el viejo, medio loco, siguiendo por el hijo, algo loco, y ahora los nietos. 
Hablame más de tus hijos. 
Adriana, después de trabajar un tiempo para el padre se dedicó a las Finanzas y ahora es Gerente Financiero en Mattel, la empresa que fabrica las Barbies. 
–Que tuvo un juicio, si recuerdo bien. 
–Sí, varios, el mas importante fue con China porque las fabricaban sin cumplir todos los requisitos debían respetar. 
Sergio también empezó ayudándolo al padre y después se dedicó a la docencia en establecimientos técnicos secundarios o terciarios.
Me doy cuenta que le he cortado el chorro del tema Hobbies pero ella retoma el torrente propio interrumpido.
Otro tema que le dedico mucho tiempo es bajar películas y series para mis nietos. Incluso les bajo series viejas de Batman de nuestra época o Superman de nuestra época, les encantan.  
–¿Bajás torrents? 
Lo pregunta un experto en el mismo oficio. Yo hago exactamente las mismas cosas no sólo para los nietos sino para nosotros y hasta para los amigos. Pero me fascina haber descubierto este tema de las series viejas de nuestros super héroes, tema con el que quizás pueda encantar a mis nietos. 
–Sí, claro, torrents, hay muchas formas de hacerlo.
Lo dice con tono de alguna lástima la experta sin saber que su interlocutor es también experto.

La suma de relatos de hobbies me ha quitado el aliento y la imaginación para cualquier otra pregunta.

Gracias Ida, fue un placer conocer las tantas facetas que me mostraste. 

Gracias especiales por el álbum de fotos que me mandaste, que inserto a continuación:


Me parece importante  incluir una foto sobre un tema bien interesante. Según me contaste, está relacionada con que durante unos 5 años fuiste parte del grupo de proceso distribuido de SETI@home (Search for Extraterrestrial Intelligence). Se anotaron, descargaron un soft que les enviaron y empezaron a transferir pequeños paquetes con información recibida por algún radiotelescopio. Automáticamente empieza el proceso, utilizando tiempo libre del sistema y cuando termina de analizarse el paquete lo retiran y envían otro. Ustedes tenían el servidor (con Unix) y tres PCs conectadas día y noche Son señales que viene viajando por el espacio centenas y hasta miles de años luz. Por esa colaboración SETI les ofreció estar en el DVD que iría en la misión a Marte y allá fuiste, como hoy se diría, "al infinito y más allá....". Me adjuntaste el certificado: 
Certificado recibido por ser integrante de la red de procesamiento distribuido SETI@home, aportando tiempo y espacio en un servidor y tres PC, buscando señales de radio intencionalmente transmitidas al espacio.  SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence), el 95% de los paquetes que procesaban eran de señales captadas por el radiotelescopio de Arecibo.  
¡Bravo Ida por esta fama bien pero bien única!

Cuando le pedí opinión a nuestro común amigo Enrique Draier seguí conociendo algunas facetas más de Ida.
Testimonio de Enrique Draier 
–Enrique, leí tu testimonio, muy bueno. Pero te llamo para que me digas qué tres cosas elegirías para describirla a Ida Bianchi. 
–Bueno, yo diría que: 
  1. Es una persona que cuando se involucra en algo se compromete a fondo y termina ocupando posiciones de liderazgo. 
  2. Como líder es excelente porque motiva, estimula y hace participar a todos. 
  3. Además es espectacular desde el punto de vista de la ejecución y la realización de las cosas. Cada cosa que ella se compromete a hacer va y las hace. 
Es una topadora, no hay nada que la detenga.   
–Gracias, Enrique.
Muchas gracias, Ida!! Que sigan los éxitos, hobbies y desafíos. Felicitaciones, pionera en Informática, en el Rotary y en otras famas!
Con todos los nietos