para Buscar en este blog

Ejemplo: Para acceder a las entradas que incluyan las palabras Sadosky y Clementina , basta colocar las mismas en la ventanita superior.

18/12/2016: Club Palermo 16/12/2016: ¡Gracias, Carlos!

Quién iba a decir que un viernes 16 de diciembre nuestro Dinobedel, el Gran Carlos, iba a conseguir una concurrencia de casi treinta personas para el último Club Palermo del año. Son días imposibles, congestionados de compromisos, pero nuestro alma máter lo logró. ¡Gracias, Carlos!

Les comento que estuve a punto de fallar. Un resfrío espantoso que me horripilaba el día. El termómetro me dijo que no tenía fiebre y para allí arranqué. El Bloguero no puede fallar en estas citas, estas crónicas son para los que no están en ellas, como también, a veces, para que se diviertan un poco más los que estuvieron.

Es la primera vez, que yo recuerde, que el encuentro tuvo una "previa". Así la llamo por no encontrar otra palabra para retratar lo que encontré. Llegué 12:35 y estaban todos de pie, como en esos casamientos antes de pasar al comedor y sentarnos. Todos de pie, pero sin bebidas ni bocaditos. 



Saqué la foto testigo que está arriba, saludé a algunos y no duré demasiado deambulando, mis huesos, mi resfrío, mi campera y mi yo tomaron asiento en una de las tres mesas, la única que ya tenía un ocupante: Pepe de la Cuesta Ávila.

-Hola Pepe, ¿seguís escribiendo cuentos para tus nietos?
-Sí, claro.


Gracias por habernos acompañado, Pepe. Disculpame por la foto a media asta.

Al rato cundió el ejemplo y se sentaron todos, Rodolfo Naveiro a mi izquierda. Él y sus inseparables tiradores importados de Alemania. Otra vez me morí de envidia y no tuve éxito en robárselos.

De nuevo tuvimos un Club Palermo completo en cuanto a las entradas, las fuentes de fiambres, corazones de alcauciles y tantas cosas, las milanesitas de muzzarella, las botellas de vino tinto a piacere, todo abundante, rápido y perfecto. Las rabas esta vez hicieron huelga. Por suerte, no hubiera podido con el plato principal.


Hice una primera recorrida por las mesas. Allí estaban ellas, las dos Dinas y media; Lidia y Ana por lo de Dinas; Marcela Baffi, la amiga de Lidia, creo que a esta altura califica como media Dina.

Como siempre, pueden hacer clic sobre cualquiera de las fotos para verlas en su máximo esplendor.




A Patricio Castro lo vi de pronto dedicado al celular. 

-Lo estoy ayudando a Jorge Linskens a llegar, está perdido. 

Como todos saben, es costumbre de nuestro Dinobedel dar la dirección de nuestra sede con error de una cuadra: ALMUERZO DINO 16 diciembre FITZ ROY 2340, reza su mail del 10 de diciembre. Ya me había pasado a mí, como lo conté en mi primera crónica para este Blog, ver 
2015.06.15: Hernán Huergo: Almuerzo BIT 40 en Club Palermo - Quiénes fuimos y quiénes somos.

La víctima esta vez era Jorge Linskens. Al rato otra vez veo que Patricio se vuelve a sumergir en el celular. La explicación la encontramos en el primer mensaje que le llegó al forastero perdido. El mail nos llegó a Jorge y a todos:


Jorge: Te felicito! Pudiste llegar a pesar de todo!!


El otro forastero era Alejandro Oliveros. Bienvenido!! Por fin viniste!! Quisite sacarte la foto con camiseta de Boca de fondo. ¡Nadie es perfecto!


Por supuesto te prestaste a la entrevista de rigor:

-Bueno, ahora me retiré, me jubilé, hice todos los temas necesarios y me dedico exclusivamente a la universidad, me dedico a la carrera de Ingeniería en Computación en la Universidad Tres de Febrero y tengo algunos proyectos de investigación en la universidad y también fuera de ella.
-¿Y tus hobbies, familia, hijos, nietos? 
-No tengo nietos y mis hijos, ambos dos, viven en el exterior y los veo con alguna irregularidad. Lamentablemente he perdido la capacidad de tener hobbies; me divierto demasiado leyendo cosas vinculadas a la computación.

Gracias, Alejandro. Por favor tomá como hobby venir a estos almuerzos del Club Palermo.


***
Cuando por fin llegó Jorge Linskens, superando la carrera de obstáculos, no tuvo más remedio que aceptar la foto y la entrevista.

-No tengo ningún cuadro favorito -dijo, y respiré aliviado. Un bostero más me hubiera arruinado el día.


Nunca saco fotos no apaisadas, pero esa pinta merecía hacer una excepción.

-Con mi tiempo libre no hago nada porque no lo tengo. Soy CIO de la AFIP. Hice los primeros cuatro años con Abad en el 2002. Después, en 2007, pasé a estar a cargo de todos los Sistemas de la ciudad de Buenos Aires. Después fui consultor tecnológico para el FMI y el BID y en diciembre de 2015 me llamó otra vez Abad.
-¿Deportes, hijos, nietos?
-Tengo una hija y un nieto.

Anotá la dirección para no perderte el próximo Club Palermo, Jorge: Fitz Roy 2238.
***
Patricio Castro, como saben los lectores de este Blog, es un consultor que trabaja para Naciones Unidas.

-¿Cuánto estás de viaje en tu vida, Patricio?
-Demasiado, un 60%.
-¿Lugares?
-Por suerte ahora tengo mejores destinos, como Paraguay y Uruguay.

Cuando vio mi cara de asombro me lo explicó:

-Cuando me inscribí, puse en mi CV que sabía francés y portugués. Se pusieron bien contentos, por fin tenían a quién mandar a dar cursos a las ex colonias francesas del África. Por allí odian a los franceses.

Lo que sabía de francés, creo que bastante, estoy seguro que lo mejoró. Pero eso de estar un 60% del tiempo en países del África seguro que no fue para mejorar la calidad de vida.

-Por el portugués me pasó algo parecido pero peor. Me mandaron a Mozambique. Yo el portugués lo hablaba. Tuve que aprender a escribirlo.

Patricio ahora es feliz cuando lo mandan a países hermanos, un placer.


***


-Señor, dice el señor que usted pidió pollo -le dijo el mozo a Hugo Scolnik.
-El señor está equivocado, yo pedí milanesa con papas fritas -contestó Hugo.

Entonces se acercó el Gran Bedel y le mostró la hoja con las anotaciones. Ya todos lo saben, nos hemos organizado en forma notable. ¡Gracias, Carlos! ¡Gracias, Edecanes!

-Esta lista está equivocada -dijo Hugo, convencido.

Los masajitos en la espalda no cambiaron la decisión de HS. A los pocos minutos estaba comiendo su milanesa con fritas.

***
Alfredo Ballarino me ponderó mucho mis Memorias ficticias de Salvador Dalí. ¡Gracias, Alfredo! Sos un amigo. Animate a largar más cuentos de los tuyos.

Me parece que alguien se me quedó en el tintero.
Que me disculpe Raúl Saroka y quien más me falte

Lo extrañamos a Esteban Di Tada un montón. Una enorme pérdida. Lo tenía todo, sabiduría, chispa, alegría de la vida, querido por todos, amable con todos. Me alegro haberlo conocido mucho más gracias a estos almuerzos dínicos. Se nos fue un grande de veras.

El Gran Bedel nos convocó a un brindis por Esteban y por nuestras propias felicidades. Bien que las estamos necesitando todos en estos tiempos.


Lo bueno de estos Club Palermo es que pasamos horas gratas con amigos y somos felices de olvidar cualquier angustia. Nos divertimos, nos conocemos un poco más y aprendemos siempre alguna cosa nueva de los Dinos que nos rodean.

¡Gracias, Carlos! ¡Gracias, Edecanes, Jorge Hofmann y Héctor Repossi! 


¿Lo dije o no lo dije?: ¡GRACIAS, CARLOS!


Abrazos!

Hernán

1 comentario:

Luis R. Talavera dijo...

con aplausos y zapateos, y no tengo dudas que se acopla la manada, MUCHAS GRACIAS CARLOS, GRAN DINOBEDEL. Se extiende la demostración a los Edecanes, Jorge y Héctor.

mi reacción es espoleada por la crónica de HH, como siempre de chispeante estilo y sustancioso contenido. Aprecio y disfruto de tus crónicas, Hernán. MUCHAS GRACIAS !

deseamos y esperamos todos que el 2017 continuará este nivel de desempeño ... podemos estar seguros que así será considerando la calidad y acuciosidad del dinobedel y el administrador del blog.