para Buscar en este blog

Ejemplo: Para acceder a las entradas que incluyan las palabras Sadosky y Clementina , basta colocar las mismas en la ventanita superior.

19/09/2015: Hernán Huergo: Un poco de leña al fuego

Hernán Huergo
Han pasado algunos días y por lo visto los Dinos y Dinas nos hemos tomado una pausa en esto de escribir para este blog. Yo disfruto con cada cuento, con cada anécdota, con cada comentario, Curiosamente esta criatura que se me ocurrió parir excedió en mucho cualquier expectativa mía. En particular con el paso de los días recordé eso que escribió aquí mismo una de nuestras próceres, Victoria, al ponderar la iniciativa, "que puede derivar en un trabajo editorial muy particular".

Porque nosotros Dinos y Dinas, nacimos al mundo de la Computación -hoy Informática- en distintos ambientes, que no sé si llamar burbujas, o mejor planetas. A mí me tocó el planeta IBM para ser incubado para esta pasión que nos une, comencé en 1967. Una burbuja inmensa, un planeta interminable que apenas nos daba tiempo para intentar conocerlo. Y mientras tanto, otros hoy Dinos y Dinas se incubaron en otros planetas. Empiezo por el más histórico, el Instituto de Cálculo, planeta extraordinario y bien propio, creado, allá por 1961, por Manuel, prócer fecundador de muchos otros próceres. Pero no el planeta más antiguo de nuestros Dinos, porque viene bien recordar, que allá por 1957, el amigo de todos, Arturo, entraba en una empresa llamada National, [http://www.museoinformatico.com.ar/personalidadesdelainformatica.html]
sin saber ni por asomo que ingresaba a otro de los planetas inmensos de nuestros orígenes, NCR. Y podría nombrar el planeta Bull y más y más planetas, incluyendo las empresas que se graduaron de planetas, como el Cuped, Proceda, Acindar, Alpargatas y tantas otras, pero lo dejo allí. Aunque sigo manteniendo la duda de cuál fue el planeta en el cual nació Guido Vasallo.

Cuando yo la conocí a Liana Lew, Hospital Escuela, 1969, o a Juan Carlos Fränkel, Escuelas Ort, también ese año, por poner en esta historia un par de nombres, estaba conociendo gente del planeta Instituto de Cálculo. Conociéndolos apenas, porque los fui conociendo y apreciando más y más a lo largo de los años. Pero trabajando unos años con Cecilia Berdichevsky, en aquella querida y añorada USUARIA, recién entonces comencé a aprender mucho más de ese planeta. Y de pronto, cuando este blog arrancó, aprendí enormidad de cosas que no sabía, ¿Saben que en este blog que ya suma casi cien entradas, hay unas cuarenta que pertenecen o se refieren a gente nacida en ese planeta, el Instituto de Cálculo?

Así que sigan escribiendo, porque estamos ayudando a iluminar nuestra historia, y además encontramos sorpresas, placeres y diversiones, a veces inimaginables. Estoy esperando que Norberto me mande sus comentarios; Alfredo prometió defender al Cobol de sus agresores; Andrés nos va a contar qué pasó en la primera reunión que tuvo conmigo; Hugo nos dirá qué era ese planeta llamado Fundación Bariloche; el otro Hugo -el de LORAL- prometió algunas "pildoritas" para este fin de semana; Raúl S tiene como deuda escribir algo pronto; Juan Carlos fue best seller de la semana y sin dudarlo tiene más cosas para contar; el Trashumante es un manantial de andanzas, y no duden que vendrán otras. Yo mismo estoy por escribir algo que me pasó cuando cumplí 37 años. Y así, con la suma de todos, aprendemos de nuestra historia, nos conocemos mejor y nos divertimos.

El Blogger, esta herramienta que utilizo y que ya casi domino, muestra siempre los diez países que más visitan el blog. Es obvio que tiene algún problema. No aparece México, donde Victoria sé que lo visita, ni Venezuela, donde Wilfred es otro visitante. La foto ahora es la siguiente, para todo el período, 11/07/2015 hasta 19/09/2015:


Páginas vistas por países

Gráfico de los países más populares entre los lectores del blog
EntradaPáginas vistas
Argentina
4714
Estados Unidos
435
Francia
199
España
165
Australia
54
Uruguay
54
Suecia
38
Reino Unido
20
Italia
8
Paraguay
8

La suma da 5695, pero el total de visitas en estos setenta días fue de 5797, o sea 102 entradas más que se reparten en otros 20/30 países, de todos los confines de la tierra. Ayer, por ejemplo, tuvimos visitantes de Polonia, Rusia, Canadá, Alemania, India y Ucrania.

Me sorprende la cantidad de visitantes de Estados Unidos. Que alguno o algunos nos digan sus historias que los llevaron a donde están. Sé que en Francia están Mauricio, Pilar y Tito; ¿alguno más? España sigue en la lista, tierra hoy de Julián pero supongo que de otra gente; ¡escriban para contarnos sus pasos! ¡Por favor queremos saber quién está en Suecia! Y por qué quien estaba en Reino Unido, dejó de visitarnos el último mes.

Se dieron cuenta la razón del título, por supuesto. No dejen que el fuego se apague, escriban!!!

Abrazo a todos.




Blogger 
El 20/09/2015 a las 5:05, Daniel N Bronstein escribió:

Estimado Hernan:

en estas épocas es muy muy difícil esconderse.
Estoy en Estocolmo.
Me has descubierto.
Abrazo.
Daniel


Blogger Victoria Bajar dijo...
Hernán:

Gracias por llamarme “prócer”; y seguramente sí, esta iniciativa que valoro, con todo lo que se está conjuntando, va a devenir en un trabajo editorial muy particular.

Victoria Bajar
22 de septiembre de 2015, 16:05

1 comentario:

Luis Colombatto dijo...

Bueno, yo no soy tan DINO, pues nací en 1956 e ingresé en este mundo en 1976, en la empresa MESICO de Bahía Blanca, mientras hacía mi primer curso de RPG en el Instituto Sarmiento. Un año después ya estaba curioseando dentro de otro curso de RPG que dictaba IBM. Allí conocí lo que era un disc cartridge y un disc pack.
En esos bamboleos, me quedé con un disc cartridge de recuerdo, y 20 años después, era yo el que, como anécdota para mis alumnos les decía que ese mamotreto tenía capacidad para 180 kbytes.
También tengo unas 50 tarjetas de 80 columnas "como las del ProDe", les explicaba a mis alumnos, y varios cientos de 96 posiciones, mucho más chicas y casi cuadradas.
Recuerdo que fueron revolucionarios los diskettes de 8 pulgadas (tengo uno), que en capacidad suplantaron al disk cartridge.
Yo trabajaba como perforador de datos y todos cotizábamos la perforadora que tenía la tecla Left Zero porque nos ahorraba tiempo y errores digitando la cantidad de ceros para completar los campos numéricos.
Tiempos idos y muy difíciles de explicarles a aquellos que no lo vivieron. Otro día sigo, si les interesa.
Luis Colombatto