para Buscar en este blog

Ejemplo: Para acceder a las entradas que incluyan las palabras Sadosky y Clementina , basta colocar las mismas en la ventanita superior.

2015.09.25: Hugo Studnitz: Mi primer trabajo rentado (que nunca cobré!)

Estoy tratando de hacer una selfie y demuestro
que eso es para otra gente, porque no me sale!
Uno de los integrantes del Centro de Cómputos de Ingeniería había desarrollado un programa Fortran que implementaba un modelo que determinaba “la capacidad máxima que podía contratar una empresa en licitaciones de obras públicas”, para el Ministerio respectivo. Consideraba balance, capital, equipos y compromisos ya adquiridos. Se emitía un certificado que tenía un mes de validez.

El proceso se realizaba con una “base de datos” en tarjetas perforadas que sufrían (ese es el verbo) un largo proceso en los equipos de UR para generar la base actualizada del mes. Recordemos que el equipo disponible en Ingeniería, IBM 1620, no tenía disco, ni cinta, solamente leía y perforaba tarjetas.

Así que se perforaban las novedades, se ordenaban en la clasificadora (082?), se intercalaban usando el “tranvía” un lentísimo equipo que podía a la vez imprimir algo en las tarjetas pero tenía varios bolsillos y permitía eliminar los datos reemplazados generando la nueva base. La nueva base ingresaba a la 1620 para el proceso, que perforaba tarjetas para que se pudieran emitir los listados en la 407. La base ocupaba varias de esas cajas para tarjetas que eran de madera, calculo de 5000 tarjetas cada una…

El proceso duraba alrededor de una semana.

Cuando viene la 360, me ofrecen el trabajo: “una sencilla conversión” del programa de Fortran II a Fortran IV, unos pocos días y listo! Yo me tomé en serio lo de hacer sistemas y reemplacé todo el proceso de tarjetas, equipo nuevo, primer trabajo, falta de experiencia, demoré más de seis meses, pero quedó un lindo sistema, al que cada uno que le metía mano luego que yo no estuviera más lo hacía con criterios diferentes: fue el primer sistema interno que mezclaba Fortran, Cobol, PL/I!

Para la primera corrida de mi primera versión operativa, con toda la base, como era de rigor, recordando los tiempos que insumía en la 1620, compré facturas, preparamos el mate y lanzamos el proceso “sin listado” para que fuera más rápido. Pensábamos en horas y duró 7 minutos. Lo sorprendente era que había dado los mismos resultados que el sistema anterior!

Una moraleja que me acompañó toda la vida de ahí en adelante fue ponerle una marca de “fin de listado” a la última hoja: en el traslado de Ingeniería a Obras Públicas unos meses más tarde, se perdió la última hoja y con eso quedaba fuera de la licitación nada menos que Techint…

Por supuesto que quién había dicho que se hacía en unos días tuvo sus problemas por el atraso y de ahí el pagadios! Treinta años después nos encontramos y sonrientemente ofreció pagarme en moneda corriente si le daba el vuelto!

No hay comentarios: